La vida en las ciudades

¿El ritmo de la ciudad es adictivo? ¿Es que acaso no podemos dejarlo aunque lo odiemos?
buscar libros y productos relacionados

La vida en las ciudades

Advierto a todos que escribo bajo un estado de ánimo muy particular y que introduciré un editorial de tono autobiográfico: me robaron el celular y las llaves de mi casa en el colectivo cuando iba a trabajar, y por lo tanto, estoy no solo enojada (conmigo misma -pues no pretendo ir a la dimensión moral del asunto- por haberme distraído medio segundo mirando a un bebé que lleva una señora, apretujada en ese medio de transporte inhumano) sino que también estoy preguntándome qué clase de vida tenemos en las megalopolis, o como quiera que se llamen estos hormigueros concéntricos en los que vivimos hacinados pero solos, ocupados pero aburridos, apurados pero sin nada importante que hacer en verdad... en donde siempre nos separan 40 minutos del destino-objetivo, donde siempre nos espera un semáforo, la parada bruzca y el bocinazo. Cuando no el punguista o algo mucho peor. "¡Menos mal que no te hicieron nada!" Sí, claro... menos mal...

Por alguna razón nos amontonamos en las grandes urbes, al menos desde que la Edad Media colapsó irremediablemente: en la ciudad están los mercados, hay mas consumo y por eso más trabajo y mas recursos de todo tipo también. Más escuelas, más hospitales, más teatros, más gimnasios, más bibliotecas. También hay más ruido, más crimen, más contaminación...

Y por suerte estamos en el siglo XXI. Entonces podemos comprar tecnología, y la usamos fundamentalmente para evadirnos del presente: sms para todos lados, música en los auriculares, las fotos de las vacaciones en el celular... es increíble ver a la gente viajando apretujada en un tren o en un colectivo. Ellos están ahí pero no están, la virtualidad es la realidad que los absorbe.

Es como que necesitamos de la tecnología para simular una calidad de vida que no tenemos. ¿El ritmo de la ciudad es adictivo? ¿No podemos dejarlo aunque lo odiemos? ¿Hasta dónde seguirán creciendo estas ciudades infernales en donde somos un triste número anónimo perdido en la marea humana de almas que sueñan estar en donde no están?

Aclas 6-11-2007 16:21:

A la pucha!!

Pienso mucho en eso , en como consiguen vivir se ese modo y en que cosas extraño de las grandes "UBRES"...mas justamente cuando la tecnologia te liberta de los malditos centros ....

Yo particularmente, antes de venirme a vivir a un pueblo , desarrolle primero unas cuantas alergias SOCIALES , siendo que el COLECTIVO fue la principal . Mucho tiempo antes de dejar la CIUDAD deje de andar en colectivo... preferia salir y caminar cuatro horas que andar 40 minutos de bondi (siempre son 40 minutos o mas) , no toleraba el olor de la gente ni el ritmo de los colectivos en el transito , menos de la gente perfumada con perfume de gente que no tiene para un taxi...(como no tenia yo , que por lo menos no usaba "perfume") Silvia ;cuando por alguna razon inusual nos veiamos obligados a un siniestro colectivo ya sabia que yo esperaria hasta que llegara uno vacio , asi tuviera que esperar 2 horas y que debia dejarme del lado de la ventanilla para poder ir respirando y para que no me toquen!!. Claro que lo mio era una pose y podia , si era necesario, viajar comodamente en un camion jaula con una manada de vacas sin ningun tipo de asco , pero YO HACIA CUESTION DE DESARROLLAR MI TRAUMA , PARA NO ACOSTUMBRARME A QUE ESA ERA UNA REALIDAD VIVIBLE ....Aun hoy, cuando voy por alguna obligacion a una "Megalopolis" restrinjo mi geografia a los limites del METRÔ y muy dificilmente me subo a un "camion jaula humano".

Por otro lado , veia a mi amigo Marcelo haciendo inversiones en inmuebles y todas las taras que lo limitaban por ser citadino , la propiedad en Paraty es dos o tres veces mas cara que en Campinas o en São Paulo y en los ultimos años esa diferencia se viene haciendo cada vez mayor y por lo que veo tine toda razon de ser...No existe comprar "casas" ni en Sampa ni en Campinas ... solo departamentos, o casas en barrios cerrados , con expensas carisimas , el "temor" a la violencia es un impuestazo que se agrega al COLECTIVO , A LA ROPA , AL TIEMPO PERDIDO...Las "hordas delincuentes" ocuparon el espacio del estado "TOLERANCIA , TOLERANCIA!!!" grita algun ignorante igualitario....

Creo que no podria vivir mas en una ciudad , todo bien ir de paseo dos o tres dias y ver como los monos hacen sus monerias , el ritmo de las ciudades sigue siendo algo interesante para ver sentado en un bar con una buena ventana mientras uno pierde el tiempo que los demas no tienen , tal vez es lo que mas extraño , el espectaculo de la lluvia y la gente corriendo , las calles llenas de agua y los taxis disfrazandose de lanchas negras y amarillas ....y disfrutar de un whisky , un cafe y un cigarrillo mientras viajo en la lluvia y escribo versos de amor en un cuaderno para seducirme a mi mismo...son hermosisimas las luces rojas de los vehiculos reflejandose en el pavimento mojado junto a los semaforos infinitos ...el resto son diversas formas de esclavitud que le quitan cualquier gracia a la poca riqueza que nos pueda diferenciar ......

Grace 6-11-2007 16:41:

Me crié en un barrio del conurbano...

beneath the blue suburban skies...

Yo salía a jugar a la vereda a la tardecita cuando bajaba el sol, iba en bici al colegio, patinaba sobre el asfalto sin que lo cerrara ningún control policial y tenía un cuarto en el que hoy entrarían los dos cuartos de mis hijos y el mio también.

Pero cuando empecé a trabajar y a estudiar, tenía que caminar unas diez cuadras a la estación, esperar el tren unos diez o quince minutos, viajar 30 minutos hasta Once, y allí, un coletivo hacia el destino final que nunca era menos de otra media hora. Viajar al centro era una rutina, que solo se alivió con la llegada de los charters. ¿Por qué viajar "al centro" todos los días? Porque a no ser que quisiera trabajar en la peluquería del barrio como manicura de lujo o como recepcionista de una remisería no me quedaba otra que viajar... del otro lado de la General Paz estaba el "progreso". Me acuerdo que cuando a la noche emprendía el largo camino de regreso a casa, al llegar a Once o Primera Junta, pensba... "pensar que si viviera aquí ya habría llegado..." es que me faltaba el tren, y la caminata. Entonces nos vinimos a la ciudad... el departamento, que al principio me parecía una caja de zapatos, terminó pareciéndome más ventajoso que una casa, al menos no tengo que baldear la vereda...

Supongo que el estímulo de la ciudad puede extrañarse. En la ciudad parece estar todo y pronto. Y de alguna manera lo está. Pero el precio parece demasiado alto. Y la comodidad empieza a ser cuestionable. El colectivo es una maldición urbana. Un atropello. Un retroceso a la Edad Media. Pero el taxi es tan caro que... la verdad, prefiero gastármelo en un Burberry Brit. Pero bueno, así me fue...

Aclas 6-11-2007 18:16:

Las ciudades no te exigen "ritmo propio"....

Son como el Rock, un surtidor de energia , buena , mala , pero contagiante ,esta vibrando y esa vibracion te lleva , el peligro de los pueblos es el "no hacer" porque poca es la diferencia que vas a conseguir "haciendo" , es como si corrieras sobre aceite , la ciudad "te presta" su propia cadencia y uno no tiene mas que dejarse llevar ...en el pueblo la musica la tiene que hacer "uno mismo", hace falta mucha disciplina para no atragantarse de modorra e inaccion , son dos tiempos de inercia opuestos , en la ciudad tenes que tratar de parar un poco en el pueblo el asunto es empezar cualquier cosa y seguir pedaleando...

Creo que todo depende de lo que uno haga , de lo que cada uno vive , las ciudades y la ambicion son un casamiento perfecto cuando nuestras ambiciones son "alcanzables" de acuesrdo de donde uno esta parado ...status , casa y carro 0 KM , "independencia economica".....Pero si lo que uno busca es "Poder y Gloria" y uno no es un politico vicioso ,lo mejor es un pueblo:-))

Unabomber en "el manifiesto" decia mas o menos eso que acabas de decir .... que durante el feudalismo la gente era mas verdaderamente libre que con la democracia industrial...y creo que es verdad.

El problema del Burberry es que con gasoil mal quemado puede convertirse en Polyana 555....mejor tomese un taxi!!! jajajaja

Grace 6-11-2007 18:40:

Te llevan, es verdad...

Suelo decirme a mi misma que soy una persona serena, en general, de las que se dan tiempo para todo. No sé por qué me digo esto... a lo mejor para autoengañarme. El stress que impone la ciudad no es algo que pueda ignorarse.

Cuando uno vive en un laberinto lleno de obstáculos, darse tiempo para todo equivale, a hacer dos o tres cosas a la vez, cosa de amortizar el tiempo muerto: leer o incluso subrayar apuntes parada en el colectivo, cuando no corregir evaluaciones (en mi caso que me dedico a la educación, pero he visto gente llenando formularios de todo tipo y haciendo cualquier cosa ¡hasta componer música en papel pentagramado!), hacer sociales por teléfono mientras vas desfilando por las góndolas del super, cuidando no olvidar la plasticola que se le acabó al nene o la hojita de afeitar que reclama tu marido, peinar a los niños mientras les tomás "la lección", o planificar el recorrido para cada uno de los trámites de manera que en un mismo viaje uno no tenga idas y venidas... en fin.

El resultado es el stress. Del stress uno se defiende con la evasión. Y la evasión es distracción. Y con la distracción ¡zaz! te afanaron. Y a correr el doble porque hay que hacer la denuncia, recuperar lo perdido si algo cubre el seguro... bueno, no sea cosa que uno no pueda volver al ruedo.

Lo cierto es que cuando un citadino va de vacaciones al pueblo, se indigna si no lo atendieron a los cinco minutos en el restaurante... ¡estos provincianos, siempre durmiendo la siesta! Y he escuchando a algunos afirmar contundentemente que los pueblos son lindos porque uno se va de ellos y vuelve a la ciudad.

Si tengo que ser honesta creo que me asusta la carencia de recursos si uno se aleja de los grandes centros urbanos, especialmente la medicina. No me preocupa la falta de estímulo... desde que existe la web. La web es ubicua, y está en todas partes. Pero hasta ahora, es complicado hacer una ecografia doppler on line.

Aclas 7-11-2007 0:37:

Dos cosas......

  • Y he escuchando a algunos afirmar contundentemente que los pueblos son lindos porque uno se va de ellos y vuelve a la ciudad.*

Yo te diria "si , los pueblos son lindos cuando los citadinos vuelven a las ciudades ":-)) ..... En Paraty caminamos por la calle , las veredas son chicas pero ademas innecesarias , cuando llegue me ponia nervioso que dos personas se pusieran a charlar en el medio de la calle y el transito se detuviera hasta que terminaran de hablar , que las personas tenian derecho a hablar por telefono todo el tiempo que fuera necesario ...( horas )Que el gerente del banco te atienda en bermudas y ojotas y que su horario de atencion fuera de 11 a 11 y 15 .Ahora en los bancos nadie atiende mas en ojotas y hay un semaforo , porque en la municipalidad hay un groncho que quiere ser ciudad , inauguro un ascensor inclusive .....Y yo quiero cometer un magnicido infimo .....

Entiendo tu preocupacion medica , la gente de la ciudad es muy superticiosa :-)))

Participa