Secretos

¿Saben guardar secretos? ¿O más bien prefiren que nada haya que ocultar?

Listen,

Do you want to know a secret?

Do you promise not to tell ...

(Lennon-McCartney)

Secretos

Todo secreto tiene cierto halo de sagrado. Sobre todo cuando es uno el que lo guarda. ¿Pero no sería el secreto además una forma de mentira sutil, una apología de lo oculto, de lo negado?

La imagen del secreto nos remite sin duda a la cultura de elite: el poder que da el conocimiento, atesorado en manos de unos pocos asegura la continuidad del status quo. Aunque por cierto, el secreto tiene además, la facultad de generar lazos fuertes entre los que pactan no revelar algo... del mismo modo, quebrar un secreto es una forma de traición. Alguien que no sabe guardar secretos, no es digno de confianza. El secreto coquetea con la mentira porque no revelarlo en ocasiones exige negar la verdad, pero también derecho a la intimidad, la libertad de elegir no solo lo que digo sino también, lo que decido callar.

Así tenemos el secreto de estado, agentes secretos, pactos secretos, códigos secretos, fórmulas secretas, secretos de cocina, secreto de sumario, secreto de confesión, secreto profesional, secretos entre amigos... secretos a voces... contraseñas y candados.

Por supuesto cabe preguntarnos en qué medida un secreto es bueno o malo. Si la virtud de ser un buen guardador de secretos no me eleva simultánemanete a la categoría de mezquino, o si mi incapacidad para guardarlos me rebaja a la de cobarde.

¿Saben guardar secretos? ¿O más bien prefiren que nada haya que ocultar?

rospi 17-10-2008 19:38:

El secreto de nuestra vida

Buen punto esto de los secretos. El ser humano desde que empieza a tener razón siempre va a tener algún secreto;desde el secreto de nuestro lugar favorito que tuvimos para escondernos, para tal vez tener momentos de comunicación con uno mismo,allá en nuestra niñez,pasando por el secreto que a veces lo compartimos con alguien,de haber tenido un amor platónico en nuestra adolescencia,y ahora nuestra adultez no está exento de algún secreto que guarda relación con diversas cosas,como un pensamiento reiterativo pecaminoso,alguna enfermedad que por el momento no se quiere que nadie se entere.En fin secretos abundan en nuestra vida. O sea pués el secreto no es consustancial y nadie puede abtraerse a ello y que lo compartamos con alguien será nuestra potestad. Guardar secretos demanda una buena dosis de lealtad para quien le confiere tamaña misión y dice mucho de la confianza entre dos persona.

Participa
Búsqueda personalizada
INICIO