Ingeniería genética

Opiniones sobre ADN alterado y patentes

La ingeniería genética es un rama de enorme potencial cuyas aplicaciones son enormes: desde la cura de enfermedades hasta la producción de especies comestibles resistentes a las plagas u otras propiedades. En 1988, la Universidad de Harvard solicitó una patente por un ratón alterado genéticamente que sería utilizado para experiencias científicas en el estudio de cáncer. Fue esta la primera vez que se otorgó una patente por un código genético.

Si bien el hecho de que el ADN modificado fuera patentado resultó novedoso, la alteración “artificial” de las especies en sí misma no era cosa nueva: forzar la cruza de plantas y animales con el objetivo de obtener una descendencia que priorice ciertos rasgos sobre otros es una práctica antiquísima. En este sentido, es posible entender la alteración del ADN como una evolución científica y tecnológica en la misma línea... aún cuando las implicancias sean mucho más complejas y sofisticadas.

Creo que no está en duda que el proceso que implica la manipulación genética supone un desarrollo científico importante y una inversión considerable en recursos económicos y humanos... de algún modo hay que financiar tales recursos y el usufructo de los derechos que da una patente podría ser uno de los modos, pero es cierto también que desde el punto de vista ético, el asunto resulta si no cuestionable, al menos, polémico... ¿cuál es tu opinión al respecto?  

A 28-2-2010 13:15:

Deberíamos consensuar los límites éticos.

La cuestión de la ingeniería genética está íntimamente ligada a la cuestión ética. Estoy completamente a favor de los avances científicos que pueden mejorar la calidad de vida de los seres humanos y del mundo en general. Ahora bien, deberíamos pensar en los límites de estos avances. La ciencia en sí misma es neutral al igual que el conocimiento. El problema radica en el uso que las personas hacemos de ese conocimiento. Ya lo había dicho Bacon, “el conocimiento es poder”. El riesgo que acarrea el avance indiscriminado de la ciencia es caer en un vale todo caracterizado maquiavélicamente por la famosa frase "el fin justifica los medios". La comunidad científica debería sentarse a consensuar los límites éticos del progreso en la investigación genética dejando en claro que cosas sí y que cosas no se pueden, o mejor dicho no se deben modificar. No por el simple hecho de ser restrictivos sino por las consecuencias que dicha modificación traería aparejada para nuestra especie y para el mundo en su totalidad. No tenemos que irnos muy lejos en el tiempo para ver, como ejemplo de las consecuencias del accionar humano indiscriminado, el cambio en los patrones climáticos o la alteración de numerosos ecosistemas. El tema de la ingeniería genética, más que los antes mencionados, es bastante delicado.

Mi blog: http://eljuegodefilosofar.blogspot.com

taxidermista 14-6-2010 13:31:
A mi entender, los problemas que plantea la ingenieria genética no son eticos (como los de las celulas madre) sino ecologicos. Porque en esencia estas tecnicas no pueden perjudicar al ser humano solo a la diversidad biologica. Gracias a esta ciencia podriamos combatir el cambio climatico, el hambre, la contaminacion de las aguas por metales pesados,sintetizar nuevos y mas potentes medicamentos. Bueno, es cierto que se podrian crear armas biologicas muy potentes, pero eso no interesa a nadie (no crean que soy infantil y que veo el lado bueno de las personas, nada mas lejos de la verdad) no interesa nia las superpotencias ni al eje del mal nia anadie, porque la mejora de los patojenos naturales que se usan para ese fin tendrian unas consecuencias tan debastadoras que la bomba atomica pareceria a su lado una broma infantil. Un patogeno trasmisible por el aire, de infectividad elevada y tasa de supervivencia nula se estenderia eliminando la poblacion humana en un radio que no se mide en centenares de kilometros sino en miles de millares, estinguiria la civilizacion de continentes enteros, y eso a no ser que se sea un suicida determinado a exterminar la raza humano no tiene ningun sentido.

El verdadero problema es que las especies mejoradas deben controlarse para no destruir ecosistemas pues estas son mucho mas competitivas,por norma general, que sus parientes silvestres. Esto lleva a otro problema el maiz alterado que ayuda al agricultor a producir una cosecha mayor es esteril para evitar esto y por ello todos los años tiene que pagar una fortuna a la empresa que lo fabrica, con lo que el motivo principal de esa varieda que era eliminar el hambre no se cumple.

Participa
Búsqueda personalizada
INICIO