Oíd mortales, el grito sagrado

En un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo y a solamente dos años del bicentenario, se impone volver a entender su significado y el de sus grandes pilares y símbolos

Recordemos a nuestro pueblo que la patria no es el suelo. Tenemos suelo hace tres siglos, y sólo tenemos patria desde 1810.La patria es la libertad, es el orden, la riqueza, la civilización organizados en el suelo nativo, bajo su enseña y en su nombreJuan Bautista Alberdi , Bases

Ya lo he dicho otras veces, y lo hago de nuevo: Mi país , la República Argentina, es uno de los países del mundo en los que se puede ser patriota sin caer en la arbitrariedad de un nacionalismo vacío de otro fundamento que el fortuito hecho del lugar en el que uno nació.- Ésto es así porque como nos recuerda el gran Alberdi, nuestra patria no es el suelo que habitamos sino un proyecto , simbolizado ( como nos explica Esteban Echeverría en su Dogma Socialista ) por algunas palabras sublimes: Decía Don Echeverría en 1838: *> No pretendemos transar con lo bueno y lo malo, o hacer una amalgama impura de elementos heterogéneos. Nuestra filosofía no es la de la impotencia. Queremos sí formular un sistema de creencias comunes y de principios luminosos, que nos sirvan de guía en la carrera que emprendemos. Nuestra filosofía lleva por divisa: progreso indefinido. Los símbolos de nuestra fe son: [./Fraternidad fraternidad], [./Igualdad igualdad], [./Libertad libertad], [./Asociacion asociación]. Caminamos a la Democracia. — Organizar la asociación de modo que por una serie de progresos llegue a la igualdad y la libertad, o a la democracia: — he aquí nuestra idea fundamental. Nuestro punto de arranque y reunión será la democracia. Política, filosofía, religión, arte, ciencia, industria; toda la labor inteligente y material deberá encaminarse a fundar el imperio de la democracia. Esteban Echeverría, El Dogma Socialista, 1837

  • Mejor que ponerse la mano sobre el corazón al entonar el himno, sería enfocar la mente y el corazón en su letra y espíritu.- Se me dirá que ideas y escritos del siglo 19 son anacrónicos, pero estoy seguro que tras una lectura atenta de las que se transcriben en estas carpetas, su vigencia y actualidad resultarán tan evidentes como obvia e imperiosa la necesidad de su puesta en práctica.- Es por éso que invito a debatir en las páginas que iremos poblando sobre estas ideas a quienes en cualquier lugar del mundo, habitan - como quien ésto escribe- el deseo de su plena y efectiva realización.-

Creva 26-5-2008 11:05: página del autor

Saludo a un amigo

Walter:

¡Felicitaciones por la iniciativa! Siempre es bueno reflexionar sobre las cosas que, como sociedad y como país, nos ocurren.

Es cierto que aun nos cuesta mucho formarnos y actuar como un verdadero concierto de intereses diferentes, lo que denota un déficit significativo de la política a la hora de forjar la nación. Sin embargo, no es menos cierto que solemos incurrir en un exceso de introspección y ser demasiado parciales y flagelantes para con nosotros mismos toda vez que nos preguntamos sobre lo que nos pasa. Es que lo que demandamos para la Argentina, otros países (muchos de los que hoy vemos con admiración) han debido transitar por siglos de guerras, luchas intestinas, defecciones, hambrunas, genocidios, y profundas crisis.

Mi compromiso con la política es un testimonio que me permite demostrar que no soy de los que creen que las cosas se arreglan por sí mismas como los melones en el carro. No obstante, creo que hay que darle tiempo a la Argentina.

A pesar de todo seremos un gran país.

Esteban Crevari

Participa
Búsqueda personalizada
INICIO