Le amo con todo mi corazón

Nos conocimos en un momento de mi vida en que todo estaba patas arriba...

Le amo con todo mi corazón

Le quiero tanto...

Nos conocimos en un momento de mi vida en que todo estaba patas arriba, me estaba separando de mi pareja, con la que tengo un niño en común, y con quien me sentía fatal, pues en dos años no quiso tocarme ni besarme, ni siquiera compartíamos la cama... Tenía muy baja la autoestima.

Y él apareció una tarde de domingo en un chat, o mejor dicho, aparecí yo. En realidad no andaba buscando nada, porque no tenía ánimos, pero empezamos a hablar, y estuvimos unos meses hablando a diario, como amigos.

Teníamos ganas de conocernos, porque vivimos en ciudades diferentes, y quedamos un día. Y ahí, cuando le vi y estuve con él, fue cuando me enamoré. Cuando se iba y yo le despedía, algo se me encogió en el alma. Las lágrimas me resbalaban solas, y no era capaz de pararlas. Volví en autobús, y durante todo el tiempo que duró el viaje estube pensando en él, en lo maravilloso que había sido el fin de semana, en su sonrisa, en sus ojos...

La relación siguió adelante, y teníamos ganas de volver a vernos. Pero mi ex se enteró y consiguió su número y su mail, y le escribía insultándole y amenazándole. Un día me dijo que estaba harto de todo esto, que estaba harto de mí. Nunca he llorado más, nunca. Yo no sabía nada, y me estaba tratando como si fuera mi culpa.

A partir de ahí, la relación ya no ha sido igual, y aunque seguimos hablando, ya no es lo mismo. Él me rechaza, y yo estoy tan triste que hasta respirar me duele. Hubiera dado mi vida por él, y él no quiere nada de mí.

Desde luego, no sé cómo arreglarlo, y tampoco sé si merece la pena esforzarse más, a veces me pregunto si no sería mejor olvidarlo todo y seguir sin él. Pero mi corazón no me deja, y cuando él me llama o lo encuentro en mi msn, me vuelvo loca. Porque lo cierto es que él sigue en contacto conmigo y hablamos a diario.

No quiero seguir así. Pero supongo que el tiempo todo lo cura. O al menos eso espero, que el tiempo me endurezca el corazón, y así no siga pensando en él. Vivo en una angustia continua.

Un saludo a todos los que me lean, y me gustaría recibir alguna opinión.

---

enviádo por Iria

Participa
Búsqueda personalizada
INICIO